Noticias

Cómo prevenir un accidente cerebrovascular

By 3 junio 2020 No Comments

A pesar de que no depende cien por ciento de lo hagas, hay ciertos aspectos que puedes controlar para evitar sufrir un ACV. En el siguiente artículo puedes revisar los aspectos que puedes controlar de tu salud.

Tal como vimos en el blog 4 consecuencias de un accidente cerebrovascular, las secuelas son graves y pueden ir desde problemas de deglución hasta inmovilidad en la mitad del cuerpo. Es por eso que evitarlo se ha vuelto una preocupación cada vez más importante en la salud de las personas.

Pese a que hay ciertos factores de riesgo en los que no podemos influir -por ejemplo, los antecedentes familiares, edad e incluso sexo (los hombres son más propensos)- hay otros aspectos sobre los que sí puedes tomar cartas en el asunto.

Como explica este artículo del National Institute of Neurological Disorders and Strokes estos son los factores tratables principales:

Hipertensión

Aumenta los riesgos de sufrir un accidente cerebrovascular antes de los 80 años, de 2 a 4 veces. Para controlar una presión alta es necesario que un especialista te controle regularmente y defina los pasos a seguir. Estos pueden ser consumir ciertos medicamentos, bajar la ingesta de sal, practicar más ejercicio físico, entre otros.

Cigarrillo

Fumar dobla las posibilidades de sufrir un ataque cerebral isquémico y cuadriplica el riesgo de un ataque cerebral hemorrágico. Esto por diversas razones, por ejemplo, la acumulación de sustancias grasas en la carótida produce el bloqueo de la sangre; la nicotina suele aumentar la presión arterial; el monóxido de carbono reduce la cantidad de oxígeno que tu sangre puede llevar al cerebro; etc.

Enfermedades cardíacas

La enfermedad coronaria, fibrilación auricular (una de las arritmias más frecuentes) y el aumento del tamaño de una de las cámaras cardíacas, pueden generar coágulos sanguíneos que se desprendan y luego bloqueen los vasos dentro del cerebro o los que van a él.

Diabetes

No solo afecta la capacidad del cuerpo de usar el azúcar o glucosa, también causa cambios destructivos en los vasos sanguíneos, incluso el cerebro. Asimismo, si los niveles de glucosa sanguínea son altos en el momento de un ataque cerebral, entonces el daño cerebral es generalmente más severo y extenso.

Colesterol

El LDL (Lipoproteína de baja densidad) en exceso puede causar que se acumule el colesterol en los vasos sanguíneos, llevando a la aterosclerosis. Esta es una de las causa principal de estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Sedentarismo y problemas de peso

Estos factores se vinculan con la hipertensión, diabetes, y enfermedad cardíaca. El sobrepeso aumenta el riesgo de resistencia a la insulina que deriva en diabetes. Por lo tanto, el ejercicio y mantener el peso saludable son factores protectores.

En resumen, como explica este artículo de la Clínica Las Condes, además de controlar los factores de riesgo, es recomendable llevar un control del peso corporal y llevar un estilo de vida saludable dieta balanceada y ejercicio físico. Por otro lado, es importante evitar el exceso de cafeína, bebidas energéticas y drogas de abuso.

Conclusión

A simple vista, nadie puede saber las probabilidades que tiene de sufrir un accidente cerebrovascular. Existen ciertos indicios como tener hipertensión y diabetes, pero además de mantener estas enfermedades controladas, debes llevar una vida saludable. Una alimentación sana, practicar un deporte, no fumar cigarrillo ni consumir drogas, pueden protegerte de esta afección y muchas otras.

Leave a Reply