Cómo recuperar funciones frente a trastornos neurológicos

Dificultades para realizar actividades de la vida diaria como moverse, hablar o incluso tragar son las principales consecuencias de los trastornos neurológicos, que limitan la independencia de las personas y afectan también al entorno familiar encargado de brindar apoyo y acompañamiento.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés) señala que los trastornos neurológicos ocurren cuando algo funciona mal en una parte del sistema nervioso, conformado por el cerebro, la médula espinal y los nervios, cuya misión es controlar todas las funciones del cuerpo. 

Cuando algo falla en esta red vital, el organismo ve afectadas capacidades fundamentales como el movimiento, el habla, la deglución o la respiración. También puede tener problemas con la memoria, los sentidos o el estado de ánimo.

La prestigiosa Mayo Clinic plantea que un término más nuevo y amplio para referirse a esta afección es el de trastorno neurológico funcional, remarcando que quienes lo sufren presentan síntomas que causan dolor considerable o problemas para desenvolverse en la vida diaria.

La institución agrega que este trastorno afecta el movimiento o los sentidos, con efectos que pueden ser recurrentes o persistentes, y que estos no pueden ser generados o controlados intencionalmente.

 

New Call-to-action

 

Principales trastornos neurológicos

Existen más de 600 enfermedades neurológicas, entre las que se incluyen trastornos derivados de un accidente cerebrovascular (ACV), lesiones en la médula espinal o el cerebro, enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, la esclerosis múltiple (EM), la Esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o la ataxia.

La neuroplasticidad, que es la potencialidad del sistema nervioso para modificarse y formar conexiones en respuesta a la información nueva, es clave para una estrategia de rehabilitación para quienes sufren estos trastornos.

Así, una correcta metodología debe basarse en un entrenamiento continuo, con una alta carga terapéutica que promueva la neuroplasticidad y el aprendizaje motor.

Con esa premisa como pilar, TrainFES plantea un nuevo estándar de rehabilitación para personas con trastornos neurológicos, con una metodología de neurorehabilitación única en el mundo que -además de las sesiones presenciales- les posibilita entrenar todos los días en casa.

Esta opción de telerehabilitación que permite al usuario mantener la continuidad de ejercicios que es crucial el proceso, donde contará con un equipo multidisciplinario que monitorea y apoya los avances. Además, el programa incluye la capacitación del paciente, su familia o cuidadores, para obtener el máximo potencial de resultados.

Entre los trastornos que se pueden tratar con TrainFES están:

  • Lesión medular: El tratamiento de electroestimulación funcional logra el reaprendizaje motor a través de la activación coordinada de grupos musculares paralizados. Esto ayuda al acondicionamiento físico y evita el sedentarismo obligado.
  • Accidente cerebrovascular: El tratamiento de electroestimulación funcional con modelos de alta calidad y de fácil uso, permiten trabajar con hasta seis músculos de forma simultánea y coordinarlos para generar patrones de movimiento funcionales.
  • Parálisis cerebral: TrainFES es un potenciador de la terapia física tradicional y su metodología sirve para entrenar marcha, sinergias musculares (como la bicicleta o remo), sinergias de alcances y agarre. Además, ayuda al fortalecimiento muscular y activación de músculos paralizados.
  • Enfermedades neurodegenerativas: En el caso de patologías como el Parkinson, la esclerosis múltiple (EM), la Esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o la ataxia, el programa y el acompañamiento de kinesiólogos, terapeutas ocupacionales y fonoaudiólogos aporta para la recuperación de la movilidad y la marcha, reducción de la espasticidad, fortalecimiento muscular, prevención de la atrofia, mejora de la circulación y la función cardiovascular y alivio del dolor, entre otros. 

Diferencias entre trastorno neurológico y trauma

Como veíamos anteriormente, los trastornos neurológicos están relacionados con el sistema nervioso central y sus síntomas pueden variar, ya que este controla muchas funciones corporales diferentes. 

Entre ellos se incluyen todos los tipos de dolor (también de cabeza y de espalda), debilidad o pérdida de la coordinación muscular, alteraciones de la sensibilidad cutánea y trastornos de la visión, gusto, olfato y oído.

Las lesiones neurológicas se diferencian de las musculoesqueléticas, que ocurren por un trauma e incluyen fracturas de los huesos o dislocaciones de las articulaciones, esguinces, distensiones, desgarros de ligamentos o laceraciones de tendones. 

Las fracturas suceden cuando se ejerce mucha fuerza sobre un hueso, que puede astillarse, rajarse o romperse. Los músculos, los vasos sanguíneos, los nervios, los tendones, las articulaciones y otros órganos también pueden lesionarse cuando ocurre una fractura.

El tratamiento de las lesiones musculoesqueléticas puede implicar reducción (volver a colocar el hueso en la posición correcta de forma manual), inmovilización (mantener la alineación hasta que sane el hueso) y rehabilitación (recuperar el funcionamiento normal de la parte lesionada), siempre con el objetivo de que la persona vuelva a sus actividades normales lo antes posible.

Beneficios de la terapia de TrainFES para trastornos neurológicos

Al ser una metodología de neurorehabilitación única en el mundo, que combina el entrenamiento diario con tecnologías innovadoras, TrainFES es la mejor opción para pacientes con trastornos neurológicos, quienes pueden obtener los mejores resultados terapéuticos en menor tiempo gracias a la continuidad del tratamiento.

El programa incluye un dispositivo móvil de electroestimulación funcional (FES, por sus siglas en inglés), que estimula el sistema nervioso con leves e indoloras corrientes eléctricas que generan contracciones musculares coordinadas, que facilita el entrenamiento en casa. 

A ello se suma una aplicación para el teléfono o tablet, TrainFES Rehab, que permite hacer los ejercicios diariamente de forma autónoma, manteniendo la continuidad terapéutica al estar siempre conectado con un especialista.

trastornos neurologicos

Además, un sensor inercial de movimiento sincroniza la electroestimulación con tareas de la vida diaria, lo que actúa como biofeedback y fomenta la neurorehabilitación, ya que al evocar movimientos funcionales potencia la plasticidad neuronal.

De esta forma, TrainFES permite realizar hasta 10 veces más terapias efectivas que con un método convencional, con un potencial de recuperación igual o mayor que en un programa convencional.

Con un equipo multidisciplinario de 40 expertas y expertos en kinesiología, fisiatría, terapia ocupacional, fonoaudiología y psicología, TrainFES ha tratado a más de 3.000 personas con diversos problemas motores, gracias al programa de rehabilitación integral que suma la tecnología con el acompañamiento durante todo el proceso que los llevará a recuperar la movilidad.

New Call-to-action

Quiero más información


    Publicaciones Recomendadas

    ACV: Cómo detectarlo y reaccionar a tiempo
    24-10-2023

    ACV: Cómo detectarlo y reaccionar a tiempo

    Un accidente cerebrovascular (ACV) es una emergencia médica que ocurre cuando se interrumpe el suministro de sangre hacia el cerebro debido a un bloqueo del flujo (ACV isquémico), o cuando existe una hemorragia en el interior de este a causa de la rotura de un vaso sanguíneo (ACV hemorrágico). 

    Drop foot y la recuperación de la marcha natural
    09-03-2021

    Drop foot y la recuperación de la marcha natural

    El drop foot (o "pie caído") es una las dificultades motoras más frecuentes en pacientes que sobreviven a un ACV.

    Avances en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson
    05-09-2023

    Avances en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson

    El movimiento constante de las manos en una persona suele ser asociado con la enfermedad de Parkinson, pero ese síntoma tan reconocible es solo uno de los que genera esta patología neurodegenerativa, que también trae consigo rigidez muscular, lentitud en los movimientos voluntarios y dificultad para mantener el equilibrio, además de deterioro cognitivo.