Cómo tratar una lesión en la médula espinal

Una lesión de la médula espinal hace referencia a daño causado en cualquier parte de los nervios del extremo del canal espinal y de la médula espinal misma. El mayor porcentaje de las lesiones de la médula espinal son producto de accidentes automovilísticos, lesiones deportivas, caídas y agresiones. 

Una lesión de la médula espinal hace referencia a daño causado en cualquier parte de los nervios del extremo del canal espinal y de la médula espinal misma. El mayor porcentaje de las lesiones de la médula espinal son producto de accidentes automovilísticos, lesiones deportivas, caídas y agresiones. 

La médula espinal se encuentra dentro de la columna vertebral, un canal óseo protector que consta del sacro y 24 vértebras que soportan la mayor parte del peso del cuerpo. A su vez, es una larga estructura que comienza al final del tronco encéfalo llegando hasta la parte inferior de la columna vertebral. Se constituye de nervios que transportan los mensajes entre el encéfalo y el resto del organismo. 

Una lesión medular implica que los pacientes vean afectados muchos ámbitos de su vida y que, por lo mismo, lo vivan con afectaciones a nivel mental, emocional y social. Debido a ello, la medicina continúa estudiando mejoras y actualmente existe tratamiento y rehabilitación para ayudar a las personas a llevar una vida independiente.

¿Cómo se produce?

La lesión de la médula espinal puede afectar a la misma o afectar a las vértebras o nervios raquídeos. Ya sea que afecte a los nervios o les cause disfunción, se puede producir de las siguientes maneras:

  • Sacudida por una contusión o traumatismo cerrado (como podría ser una caída)
  • Presión o compresión por huesos rotos, hinchazón o acumulación de sangre (hematoma)
  • Desgarros parciales o completos 

Tipos de lesión medular

La capacidad que mantiene la persona para controlar las extremidades luego de una lesión en la médula espinal se denomina nivel neurológico de la lesión. Por otro lado, la gravedad de la lesión de la médula espinal se conoce como “integridad”, y se clasifica de la siguiente manera:

  • Completa: cuando toda la capacidad para controlar el movimiento (función motora) y toda la sensación (función sensorial) se pierden por debajo de la lesión de la médula espinal. Esto debido a que las vías de información desde el cerebro a las extremidades se cortan completamente.
  • Incompleta: cuando existe cierta actividad motora o sensorial debajo de la zona afectada por la lesión. En este caso, algunas vías de información quedan indemnes, por lo que es posible enseñarles ciertas funciones. Existen grados o niveles de lesión incompleta.

Los tipos de parálisis debido a una lesión en la médula espinal son:

  • Tetraplejia: También conocida como cuadriplejia, es la parálisis que afecta los brazos, manos, tronco, piernas y órganos pélvicos debido a la lesión de la médula espinal. 
  • Paraplejia: esta parálisis afecta la totalidad o parte del tronco, las piernas y los órganos pélvicos.

 

New Call-to-action

 

Síntomas de una lesión medular

Los síntomas de los pacientes que han sufrido una lesión en la médula espinal suelen presentar dolor en el cuello o espalda cuando la columna se encuentra lesionada. También pueden incluir:

  • Pérdida de control muscular y sensibilidad
  • Pérdida de movilidad en los brazos y piernas o solo en las piernas.
  • Pérdida de control de la capacidad de orinar y defecar
  • Disfunción sexual

Pronóstico de recuperación y tratamientos de la lesión medular en TrainFES

El pronóstico de recuperación de la lesión de la médula espinal varía según el sitio en el que se produjo la lesión. Existe una mayor probabilidad de que haya recuperación cuando la parálisis es parcial y en los casos que el movimiento y la sensibilidad comienzan a recuperarse la primera semana luego de haber sufrido la lesión en la médula espinal. A pesar de lo anterior, distintos estudios han demostrado que la recuperación, en terapias convencionales, es posible hasta un año después de la lesión. Sin embargo, en TrainFES se ha tratado a muchos pacientes después del año.

Los tratamientos para las lesiones de la médula espinal incluyen: inmovilización, cirugía para estabilizar la columna en el caso de que se requiera y rehabilitación. Esta última está  enfocada en que el paciente recupere el mayor grado de independencia posible y mejorar la activación y funcionalidad de las extremidades que presentan parálisis.

Una rehabilitación global optimiza y evalúa el tratamiento indicado para cada persona de acuerdo a la lesión de médula que presente. En este caso TrainFES ofrece un programa que acompaña a los pacientes en todo el proceso. Dependiendo del caso, pueden optar a:

  • 1 evaluación con médico fisiatra.
  • 1 evaluación con kinesiólogo de neurorehabilitación.
  • 1 evaluación de kinesiología piso pélvico.
  • Sesiones de seguimiento de kinesiología neurológica, piso pélvico y terapia ocupacional.
  • Asesoría en rehabilitación con el objetivo de brindar apoyo y de optimizar el proceso de rehabilitación global de cada usuario.
  • Acompañamiento constante y asistencia sobre la aplicación y usabilidad del equipo, como también de las sesiones de entrenamiento. Estas pueden ser vía remota, a través de videollamada y con soporte a través de correo electrónico, WhatsApp, llamada.

 

lesion medular

Casos de éxito en TrainFES

Recientemente una de las pacientes que se mantiene en rehabilitación en TrainFES, Camila Zúñiga, que anteriormente ya había mantenido tratamientos de rehabilitación durante 8 años. 

La paciente había recibido un diagnóstico de tetraparesia espástica, es decir, que ya  no podría mover sus brazos ni sus piernas. Luego de 18 meses de rehabilitación junto a TrainFES ha recuperado la funcionalidad de caminar por su casa sin la ayuda de la electroestimulación funcional, apoyándose de un andador. 

La lesión que presenta Camila es incompleta, es decir, algunas de las vías que van desde el cerebro hacia las extremidades contaban con la capacidad de reaprender ciertas funciones que se habían perdido gracias proceso conocido como neuroplasticidad.

Desde el primer día, Camila entrenó rigurosamente realizando los ejercicios kinesiológicos que se le indicaron junto con la tecnología de electroestimulación funcional.

En su testimonio destaca que para ella lo más importante fue recuperar su independencia, su funcionalidad.

La evaluación adecuada de cada paciente y su lesión puede determinar el tratamiento más adecuado que debe incluir un acompañamiento durante todo el proceso, ya que los pacientes se encuentran viviendo procesos físicos y emocionales. Por lo mismo, TrainFES ofrece un acompañamiento constante junto con asistencia sobre la forma de usar las aplicaciones y equipos.

New Call-to-action

Quiero más información


    Publicaciones Recomendadas

    13 datos que no sabías de la parálisis cerebral
    09-03-2021

    13 datos que no sabías de la parálisis cerebral

    Generalmente, las personas suelen pensar que esta es una afección que es muy limitante. Sin embargo, esta presenta matices y es muy diferente en cada paciente.

    ¿Qué es la afasia y cómo se puede tratar?
    08-09-2023

    ¿Qué es la afasia y cómo se puede tratar?

    Las consecuencias de un accidente cerebrovascular (ACV) suelen cambiar la vida de quienes lo sufren, con secuelas que van desde parálisis motora hasta la pérdida de la capacidad de comprender o expresar el lenguaje, es decir, de comunicarse.

    Cómo recuperar funciones frente a trastornos neurológicos
    24-08-2023

    Cómo recuperar funciones frente a trastornos neurológicos

    Dificultades para realizar actividades de la vida diaria como moverse, hablar o incluso tragar son las principales consecuencias de los trastornos neurológicos, que limitan la independencia de las personas y afectan también al entorno familiar encargado de brindar apoyo y acompañamiento.