Experiencia en rehabilitación de lesión medular incompleta

Causada en su mayoría por accidentes automovilísticos, caídas, agresiones o lesiones deportivas, una lesión medular (LM) implica daños en cualquier parte de la médula espinal o en los nervios del extremo del canal espinal, lo que genera secuelas como pérdida de sensibilidad, de fuerza muscular y de funciones intestinales, hepáticas y sexuales.

Una lesión medular impide el flujo de los mensajes entrantes y salientes entre el cerebro y el resto del cuerpo, lo que afecta funciones básicas del organismo ubicadas por debajo del sitio donde se produjo el daño.

El Ministerio de Salud agrega que la lesión medular afecta el bienestar físico, psicológico y social del paciente, lo que se extiende al entorno familiar que debe asumir sus cuidados.

 

New Call-to-action

 

Tipos de lesión medular

Mayo Clinic explica que la parte más baja de la médula espinal que permanece intacta después de una lesión se conoce como nivel neurológico y, según su gravedad, esta se clasifica en lesión medular completa e incompleta

Si bien ambas tienen causas y síntomas similares, existen algunas diferencias que tienen implicancia en las opciones de recuperación:

  • Completa: es cuando toda la sensación y toda la capacidad para controlar el movimiento se pierden por debajo de la lesión de la médula espinal. Cuanto más arriba en la médula espinal se produce la lesión, más graves tienden a ser los síntomas.
  • Incompleta: es cuando se mantiene cierta actividad motora o sensorial debajo de la zona afectada. Esto significa que una persona con lesión medular incompleta aún podría conservar alguna función y sensación debajo del sitio de la lesión.  

De acuerdo a la funcionalidad perdida en brazos y piernas, la lesión medular puede producir:

  • Tetraplejia: es la pérdida o disminución de la sensibilidad y/o movilidad voluntaria de las extremidades superiores e inferiores y de todo el tronco, a causa de una lesión medular a nivel cervical. Esto significa que los brazos, las manos, el tronco, las piernas y los órganos pélvicos están afectados.
  • Paraplejia: se manifiesta por una falta de sensibilidad y/o parálisis total o parcial de las extremidades inferiores y de la parte del tronco sublesional, generada por un daño a nivel torácico y lumbar. Afecta la totalidad o parte del tronco, las piernas y los órganos pélvicos.

Lesión medular incompleta

Mientras que una lesión medular completa corta completamente la médula espinal en el sitio de la lesión, una lesión medular incompleta corta parcialmente la médula espinal, por lo que permite que algunas señales entre el cerebro y el resto del cuerpo se mantengan.

Esto significa que un paciente con lesión medular incompleta aún puede conservar alguna función y sensación debajo del sitio del daño. Así, las personas generalmente tienden a tener un mejor pronóstico general y pueden recuperarse más rápido de sus lesiones.

En este caso, puede ser difícil predecir exactamente qué tan limitantes sean las secuelas, dados los diferentes tipos de lesiones incompletas de la médula espinal. 

  • Lesión de la médula espinal cervical. La columna cervical está formada por la médula espinal y los nervios ubicados en las vértebras del cuello (C1-C8). Las lesiones en esta área tienden a ser las más limitantes y potencialmente mortales. Los síntomas incluyen parálisis, debilidad y/o pérdida de sensibilidad en las cuatro extremidades. 
  • Lesión de la médula espinal torácica. Se encuentra cerca de la mitad de la columna vertebral, debajo de la columna cervical y por encima de la columna lumbar (vértebras T1-T12). Estas lesiones generalmente tienen un mejor pronóstico que las de la médula espinal cervical. Pueden causar parálisis en las piernas, pero generalmente dejan a los sobrevivientes con control sobre sus brazos. 
  • Lesión de la médula espinal lumbar. Se encuentra en las vértebras L1 y L2, donde termina la médula espinal. Estas lesiones tienden a causar síntomas como debilidad en las caderas y piernas o problemas con el control de la vejiga y los intestinos.
  • Lesión de la médula espinal sacra. Aunque no contiene segmentos reales de la médula espinal, la zona entre las vértebras S1-S5 alberga nervios que ayudan con el funcionamiento de las caderas, la ingle, los muslos y las nalgas. El daño es relativamente poco común, pero puede afectar la función intestinal y de la vejiga, causar dolor de espalda y piernas y reducir la sensibilidad.

Tratamiento de TrainFES para la lesión medular

Existe una mayor probabilidad de recuperación cuando la lesión medular es incompleta y, por lo tanto, la parálisis es parcial. El pronóstico también es favorable cuando el movimiento y la sensibilidad comienzan a recuperarse la primera semana luego de haber sufrido la lesión. Sin embargo, TrainFES ha tenido tratamientos exitosos con muchos pacientes a más de un año de haber sufrido la lesión medular.

TrainFES cuenta con un equipo multidisciplinario conformado por médicos fisiatras, kinesiólogos y terapeutas ocupacionales, entre otros, que evalúa el tratamiento indicado para cada persona de acuerdo a la lesión de médula que presente, con miras a lograr una rehabilitación global.

El programa de rehabilitación integral TrainFES, especializado para lesión medular se enfoca en dos objetivos principales:

  • Obtener beneficios metabólicos: evitar atrofia y enfermedades secundarias, mejorando la calidad y expectativas de vida.
  • Recuperar o aumentar el control voluntario y la funcionalidad: esto es posible solo en lesiones incompletas.

Entre las innovaciones tecnológicas destaca la electroestimulación funcional (FES, por sus siglas en inglés), que otorga nuevas alternativas para rehabilitar parálisis motoras por lesión medular a través de pulsos eléctricos que activan los músculos, en conjunto con ejercicios guiados por el equipo médico.

Ejemplos de recuperación con TrainFES

La técnica de electroestimulación y el entrenamiento diario que hacen posibles la metodología y tecnología de TrainFES facilitan que el paciente lleve adelante su entrenamiento con constancia, ya sea presencial o en casa, para lograr el máximo potencial de recuperación.

“Puedo caminar”

Cristián Cuevas  se sometió a una operación por un problema cercano a la columna vertebral que lo dejó con una lesión medular que le quitó la movilidad y sensibilidad de ambas piernas, quedando postrado.

En 2019 inició el proceso de rehabilitación en TrainFES, y mes a mes fue consolidando logros, hasta levantarse. Cuando el año terminaba, subió por sí solo todos los escalones del templo Bahai de Santiago.

Hace dos años no sentía ni movía mis piernas, hoy puedo caminar”, resalta Cristián, a quien la lesión medular lo obligó a congelar sus estudios universitarios cuando estaba en primer año.

Cristián sigue entrenando a diario para mejorar cada vez más su marcha. Su esfuerzo y constancia lo llevaron a titularse en una carrera en informática y programación, con lo que se integró al equipo de TrainFES, donde trabaja para desarrollar la tecnología para el futuro de la neurorehabilitación.

“Estoy feliz”

En abril de 2019, mientras regresaba a su casa, Alejandra fue atropellada por un bus que no respetó la luz roja. Aunque una operación de urgencia le salvó la vida, una lesión medular en la zona lumbar la dejó sin poder caminar.

En 2020, al inicio de la pandemia, comenzó en forma remota su camino con TrainFES, en el que logró grandes avances como ponerse de pie y alcanzar la marcha terapéutica con asistencia y electroestimulación funcional.

Terminada la cuarentena, Alejandra comenzó a asistir presencialmente a TrainFES Center y ya ha logrado dar sus primeros pasos sin apoyo. “Al principio estaba postrada en una cama, pero gracias a TrainFES hoy puedo caminar con un burrito. Estoy feliz”, expresa.

New Call-to-action

Quiero más información


    Publicaciones Recomendadas

    Esclerosis lateral amiotrófica: ¿Qué es y cómo tratarla?
    26-10-2023

    Esclerosis lateral amiotrófica: ¿Qué es y cómo tratarla?

    Las enfermedades neurodegenerativas afectan varias actividades propias del cuerpo, como el equilibrio, el movimiento, el habla, la respiración e incluso funciones del corazón. 

    Telerehabilitación: mejores resultados gracias a la continuidad terapéutica
    13-12-2023

    Telerehabilitación: mejores resultados gracias a la continuidad terapéutica

    Personas con distintos grados de parálisis motora debido a trastornos o enfermedades neurológicas tienen opciones de recuperar movilidad y mejorar su calidad de vida con una rehabilitación que incluya entrenamiento y tecnología, y para ello es fundamental la continuidad del tratamiento.  

    La experiencia de profesionales al servicio de la neurorehabilitación
    19-10-2023

    La experiencia de profesionales al servicio de la neurorehabilitación

    Recuperar la movilidad perdida o funciones básicas del organismo es el anhelo de quienes han sufrido algún tipo de parálisis motora, y para ello es necesario un proceso de rehabilitación que requiere de constancia y del apoyo de profesionales capacitados.