¿Cómo es la rehabilitación de la esclerosis múltiple en TRAINFES?

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso central, causando debilidad muscular y dificultad para caminar. Con el tratamiento de TRAINFES y la tecnología de electroestimulación funcional, es posible frenar estos síntomas.

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central, que incluye el cerebro y la médula espinal. Afecta a personas de diferentes edades, pero es más común en adultos jóvenes, especialmente mujeres. 

Esta se considera autoinmune, lo que significa que el sistema inmunológico del cuerpo ataca por error el propio tejido sano. En este caso, el sistema inmunológico daña la mielina, que es la capa protectora que rodea las fibras nerviosas, provocando inflamación y la formación de cicatrices en diversas áreas del SNC.

Esta degradación de la mielina y las cicatrices resultantes interrumpen la comunicación normal entre las células nerviosas, lo que puede causar una amplia variedad de síntomas que varían en severidad y tipo entre las personas afectadas.

 

New Call-to-action

 

Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden variar ampliamente, y son diferentes para cada persona. Algunos de los síntomas más comunes incluyen fatiga, dificultad para caminar, debilidad muscular, problemas de equilibrio y coordinación, entumecimiento y hormigueo, problemas de visión, espasticidad, dificultades cognitivas y problemas emocionales. 

Esta patología puede manifestarse en brotes (recaídas) seguidos de periodos de recuperación (remisiones).

Aunque no existe una cura definitiva para la enfermedad, hay tratamientos disponibles para manejar los síntomas, reducir los brotes y retrasar la progresión de esta, que incluyen medicamentos, cambios en el estilo de vida, apoyo emocional y terapias de neurorehabilitación.

En TRAINFES podemos apoyar en este proceso, utilizando la tecnología de electroestimulación funcional en conjunto a una metodología de entrenamiento constante, con lo cual es posible frenar el avance de los síntomas de la esclerosis múltiple.

Este tratamiento de neurorehabilitación incluye profesionales en fisiatría, kinesiología, terapia ocupacional, fonoaudiología, asesoramiento psicológico y otros enfoques personalizados según las necesidades del paciente.

Es importante recordar que este es único para cada paciente, y se trabaja en conjunto para desarrollar un plan de tratamiento integral que se adapte a sus necesidades y objetivos. 

¿Qué beneficios otorga la electroestimulación funcional a personas con esclerosis múltiple?

La electroestimulación funcional (FES) es una técnica de rehabilitación que utiliza corrientes eléctricas para estimular los nervios y generar contracciones musculares en personas con trastornos neurológicos como este. 

La FES puede proporcionar varios beneficios terapéuticos en el proceso y el manejo de los síntomas de esta enfermedad neurodegenerativa. Algunos de estos beneficios incluyen:

  1. Mejora de la movilidad y la marcha: La FES puede utilizarse para estimular los músculos que controlan el movimiento de las piernas, lo que puede mejorar la movilidad y la marcha en personas con debilidad muscular, espasticidad o problemas de coordinación.
  2. Reducción de la espasticidad: La FES puede ayudar a reducir la espasticidad, que es el aumento del tono muscular y la rigidez que a menudo se encuentra en personas con esclerosis múltiple. La estimulación eléctrica puede relajar los músculos espásticos y mejorar su rango de movimiento y la función.
  3. Fortalecimiento muscular: La FES puede utilizarse para fortalecer los músculos, al provocar contracciones musculares repetidas y controladas. Esto puede mejorar la fuerza y la resistencia muscular, lo que a su vez puede mejorar la función y la calidad de vida.
  4. Prevención de la atrofia muscular: Puede ayudar a prevenir la atrofia muscular en personas que tienen dificultades para moverse o realizar ejercicio físico; mantiene los músculos activos, previniendo la pérdida de masa muscular y ayudando a mantener la función.
  5. Mejora de la circulación y la función cardiovascular: Puede mejorar la circulación sanguínea y la función cardiovascular, especialmente en aquellas con movilidad limitada. 
  6. Alivio del dolor: Puede ayudar a aliviar el dolor en personas con esclerosis múltiple al bloquear las señales de dolor que se envían al cerebro y estimular la liberación de endorfinas, que son sustancias químicas naturales del cuerpo que actúan como analgésicos.

Es importante destacar que la efectividad de la FES en el tratamiento de la esclerosis múltiple puede variar de una persona a otra, y el enfoque terapéutico debe ser personalizado según las necesidades y objetivos específicos del paciente. 

En TRAINFES ofrecemos un equipo de profesionales de la salud con enfoque íntegro, incluidos fisiatras, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales y fonoaudiólogos, que trabajarán en conjunto para desarrollar y supervisar un plan de tratamiento adecuado.

Si estás interesado en esta terapia de rehabilitación para la esclerosis múltiple, responde nuestro formulario y pronto un asesor médico se contactará contigo.

Quiero más información


    Publicaciones Recomendadas

    Cómo recuperar funciones frente a trastornos neurológicos
    24-08-2023

    Cómo recuperar funciones frente a trastornos neurológicos

    Dificultades para realizar actividades de la vida diaria como moverse, hablar o incluso tragar son las principales consecuencias de los trastornos neurológicos, que limitan la independencia de las personas y afectan también al entorno familiar encargado de brindar apoyo y acompañamiento.

    Órtesis para dropfoot o “pie caído”, ¿cuáles son las alternativas?
    09-03-2021

    Órtesis para dropfoot o “pie caído”, ¿cuáles son las alternativas?

    El drop foot (o "pie caído") es una dificultad de la marcha muy frecuente en personas que han sobrevivido a un Accidente Cerebro Vascular (ACV).

    ¿Qué es una lesión medular y cuáles son sus secuelas?
    02-11-2023

    ¿Qué es una lesión medular y cuáles son sus secuelas?

    Un accidente automovilístico, una caída en la piscina o un traumatismo de alto impacto suelen ser los principales desencadenantes de una lesión medular (LM), que implica daño en cualquier parte de la médula espinal o en los nervios del extremo del canal espinal.